pixel

Impulso Crianza

Tempranillo
Tan bajo como 5,95 € Precio habitual 5,95 €
IVA incl.

Impulso Crianza, es un vino elaborado con Tempranillo y Garnacha, procedente de viñedos tanto de Rioja Alta como de Rioja Alavesa y Rioja Oriental. El resultado de este vino se consigue con la mejor expresión de las diferentes zonas vitícolas de Rioja que conviven en este coupage. La crianza se realiza en barricas de roble americano.

Combina con los quesos cremosos y los semicurados, embutidos, setas, platos de legumbres o una tortilla de patatas, además del clásico maridaje: platos de carne con un crianza de Rioja.
Vista

Color granate-cereza de intensidad media y destellos violáceos.

Nariz

Frutos rojos (frambuesa), flores de violetas y regaliz propios de los varietales y especias con cierto recuerdo torrefacto (vainilla, coco).

Boca

Se trata de un vino con entrada en boca amable, con tanino ligero, muy pulido. Balanceado y con recuerdos frutales y una persistencia intermedia.

Variedades y Análisis

Contiene sulfitos

Tempranillo

Varietal

14%

Volumen de alcohol (%)

D.O.Ca. Rioja

Denominación de Origen

Vino tinto

Tipo de producto

Elaboración - Vinificación

El vino tiene una crianza de 12 meses en barricas de roble americano, tradicional en Rioja.

Impulso Crianza busca la expresión frutal y la frescura de los vinos, indispensable para los vinos de crianza en roble. Tras el despalillado y estrujado, tiene lugar una maceración de aproximadamente 15 días. El vino tiene una crianza de 12 meses en barricas de roble americano, tradicional en Rioja, donde se completa el carácter fresco y afrutado del vino con las notas tostadas y especiadas de la barrica, los taninos se pulen y el vino se redondea hasta quedar listo para su consumo.

Viñedo - Viticultura

Viñedos localizados en la zona de Rioja Alta y Rioja Oriental.

Viñedos localizados en la zona de Rioja Alta y Rioja Oriental.

Añada 2017

La añada 2017 en Rioja, como en otras importantes denominaciones del mundo, estuvo marcada por una helada que tuvo lugar en primavera, después de un invierno especialmente seco. El inicio de la primavera, con temperaturas muy elevadas, favoreció una brotación adelantada en nuestras viñas. Esta helada, si bien se subsanó gracias a un exhaustivo trabajo en el campo eliminando los brotes afectados, provocó una cosecha más escasa que en añadas anteriores. A pesar de la brevedad del ciclo vegetativo, las uvas adquirieron rápidamente la graduación alcohólica y se mostraron excepcionalmente sanas durante toda la vendimia. En resumen, esta vendimia nos ha ofrecido vinos cálidos, con graduaciones alcohólicas algo superiores y con una gran estructura y potencial de envejecimiento, además de un interesante aporte de fruta.

También podrían interesarte