pixel
COMPARTIR

Tempranillo: todo lo que hay que saber sobre los vinos más famosos de España

Hay que decirlo bien claro desde el principio, para que no quepan dudas: el tempranillo no es un tipo de vino, sino una variedad de uva. A pesar de que muchos camareros de la restauración doméstica insistan en presentarlo como tal: "¿Prefiere la señora un blanco, un tinto o un tempranillo?".

 

Tempranillo, el vino de Rioja

Seguramente, la confusión viene dada por el papel que desempeña la tempranillo como bandera de la viticultura española en el mundo. En particular, protagonizando buena parte de los tintos más internacionales que se elaboran en este país, que no son otros que los famosos riojas. Si bien es cierto que no es Rioja la comunidad que acapara la mayor superficie de viñedo consagrada a esta uva (le superan Castilla-La Mancha y Castilla y León) y que tampoco la tempranillo es la única tinta  autóctona del viñedo riojano (le acompañan la garnacha, mazuelo, graciano y otras, en proporciones más minoritarias), lo cierto es que esta uva es la que determina en gran parte los rasgos que han dado fama a los grandes vinos de Rioja. Tintos finos y elegantes, con exuberantes aromas frutales en su juventud y una compleja expresión –de cueros, especias y fruta escarchada– según transcurren los años y llega la madurez.  

 

Aunque entre todas las virtudes que poseen los tempranillos riojanos, quizás la más noble sea el equilibrio: la capacidad de conjuntar acidez, tanicidad, alcohol y potencia con prodigiosa armonía.

 

La uva tempranillo da origen a los célebres tintos de Rioja y la Ribera del Duero, entre otras regiones de este país: está presente en 28 Denominaciones de Origen.

Tinto fino en la Ribera del Duero

Ocupando cerca de 30.000 hectáreas de la superficie de viñedo en las tres subzonas de la D.O.Ca. (Rioja Oriental, Rioja Alta y Rioja Alavesa), la tempranillo es una uva de maduración temprana –tal como deja entrever su nombre–, lo cual podría confirmar su remoto origen borgoñón y probable parentesco con la pinot noir.

 

Es evidente que el cultivo de una variedad tan virtuosa no podría limitarse al viñedo riojano. En España, muchas otras regiones vinícolas también producen vino con la misma uva, aunque en algunas comarcas la identifiquen con otros nombres.  Es el caso de Valdepeñas, donde recibe el nombre de cencibel; y y diversas zonas de Cataluña, en las que la conoce como ull de llebre.

 

La misma uva alcanza gran protagonismo en la Ribera del Duero, con dos sinonimias: tinta del país y tinto fino. En esta esta comarca, que atesora un patrimonio de más 2.000 hectáreas de viñas viejas, la tempranillo despliega una gran cantidad de matices acorde a la multiplicidad de terruños que acoge la D.O., cada uno de los cuales es capaz de revelar una expresión distinta a través de parcelas que se distinguen por la composición de sus suelos, exposición, altitud e incluso la edad de las cepas.

 

Tempranillo en blanco y negro

Pero aún quedan más tempranillos por probar. Porque tratándose de la segunda vitis vinisfera más extendida del viñedo español (después de la blanca airén), su cultivo se reparte por doquier: está presente en 28 Denominaciones de Origen y ocupa unas 231.000 hectáreas de viñedo. Desde el año 2000, las vides de tempranillo han incrementado su presencia en el territorio nacional en más de un 40%.

 

Existe, incluso, un tempranillo blanco, mutación genética del tinto que ofrece interesantes vinos blancos en Rioja.

 

En otras zonas, en cambio, se ha salido del numeroso "club": la tinta del Toro, considerada hasta hace poco una variación clonal de la tempranillo, con características propias por su adaptación a este singular terruño zamorano, hoy se considera una variedad propia y autóctona de Toro, aunque emparentada con la tempranillo.

 

La tempranillo tiene también gran difusión en el viñedo global, siendo la quinta variedad más cultivada del mundo. Sus vides se reparten por Portugal, Argentina, Uruguay, México, Australia, Sudáfrica y los Estados Unidos, entre otros países.

Vinos de tempranillo en el mundo

Y hay que añadir que el interés por esta uva no se circunscribe a España. Según un reciente informe de la OIV (Organización Internacional de la Viña y el Vino), la tempranillo ha conseguido situarse en la quinta posición del ranking internacional de las variedades tintas más cultivadas del mundo. 

 

Aunque España acapara el 88% de la producción global, también hay excelsos tempranillos en Portugal –donde se la conoce como tinta roriz–, y está adquiriendo interesante protagonismo en Argentina, donde su cultivo supera actualmente las 5.000 hectáreas. También se elaboran vinos con esta uva en Uruguay, Chile, Brasil, México, California, Australia y Sudáfrica, entre otros países.

 

Tempranillos para descubrir

En la amplia oferta de 15Bodegas hay vinos muy diversos y atractivos de tempranillo para descubrir (y repetir), empezando por Rioja, la Ribera del Duero y siguiendo por el resto de los viñedos de España:

 

Tempranillos de Rioja

Impulso Crianza 2017, con el perfil mediterráneo de Rioja Oriental; Ederra Reserva 2015, un tradicional tempranillo de esta región emblemática del vino español; Viña Pomal Gran Reserva 2012, un gran clásico fiel a sus orígenes desde hace más de un siglo que solo se produce en añadas excepcionales en cantidades muy limitadas; La Vicalanda Reserva 2015, tinto de selección de las mejores parcelas que inauguró el estilo conocido como "vinos de alta expresión".   

 

Tempranillos de la Ribera del Duero

La bodega Legaris presenta una gama muy completa de tintos elaborados con esta uva, que incluye las clásicas categorías de añejamiento –Legaris Roble 2019, Legaris Crianza 2018 y Legaris Reserva 2016– hasta singulares Vinos de Pueblo –Legaris Peñaranda de Duero 2017, Legaris Alcubilla de Avellaneda 2017, Legaris Moradillo de Roa 2017 y Legaris La Aguilera 2016–, que expresan los rasgos particulares de viñedos únicos, además de un vino de autor de corte moderno, Páramos de Legaris 2017, y una cuvée excepcional: Legaris Calmo 2015.  Además, en la misma D.O., la bodega Tionio ofrece dos referencias de perfil tradicional: Tionio Crianza 2017 y Tionio Reserva 2016, además de un tinto ecológico de carácter más fresco y frutal, Austum Ecológico 2019.

 

Tempranillos de Cataluña

Raimat Tempranillo Pirinenca Ecológico 2018, tinto bio de formidable estructura y gran versatilidad, elaborado a los pies del Pirineo, con viñedos que se nutren de agua de deshielo de las montañas; Intramurs de Poblet Tinto 2018, ensamblaje de tempranillo y syrah, es un tinto joven elaborado en el monasterio de Abadia de Poblet y muestra con autenticidad las características del terruño de la Conca de Barberà.

 

Tempranillo de Aragón

Nuviana Tinto 2018, asociada a la cabernet sauvignon, la tempranillo ofrece en este tinto joven del Valle del Cinca una expresión honesta y fragante.

 

Y el tempranillo más raro

Viña Pomal Tempranillo Blanco Reserva 2015, sobresaliente ejemplo de esta variedad blanca que se está recuperando en Rioja, pero cuyo cultivo aún resulta muy minoritario.   

 

 

 

 

 

Escoge tu tempranillo