pixel
COMPARTIR

Te recomendamos vinos tintos buenos para todos los bolsillos

Aunque el mundo del vino se mantiene en permanente evolución, hay cosas que no cambian. Una de ellas es la buena relación precio-calidad que ofrece el vino español en el contexto global del mercado internacional, condición que los consumidores de otros países saben apreciar paradójicamente mejor que los de este. Muy probablemente porque en España el consumidor medio de vino ya se ha acostumbrado a beber sin rascarse el bolsillo, o porque tampoco sea este un mercado muy abierto al consumo de vinos de otros países productores (lo mismo sucede en Francia, Italia, Argentina u otros países con grandes volúmenes de producción vinícola, donde es difícil –salvo excepciones– desviar la atención del consumidor a vinos extranjeros).  

 

España, un país de vinos tintos

En todo caso, a pesar de la estandarización de los principios cualitativos y la difusión de las técnicas y el conocimiento enológicos por los viñedos del orbe –hoy es posible encontrar vinos de calidad suficiente prácticamente en todas las regiones productoras de este planeta–, España continúa destacando como origen de vinos buenos que, en términos comparativos, brindan muchas veces más de lo que cuestan.    

 

Es en el terreno de los vinos tintos, tipología donde este país es seguramente más valorado que en otras, donde la oferta es más amplia y profusa, especialmente para el aficionado curioso que no quiere estancarse bebiendo toda su vida referencias de la misma zona y variedad. Porque, al contrario, quien se atreva a aventurarse y tenga el paladar ávido de nuevas sensaciones, tiene en el amplio viñedo español un crisol apasionante para descubrir matices. Tan solo en el territorio de los tintos, desde el sur al norte, aparecen uvas tan interesantes para elaborar vinos tintos buenos como son la tintilla de Rota, bobal, la familia de las garnachas –tinta, peluda y tintorera–, la monastrell, bruñal, cariñena, sumoll, trepat, tempranillo, mazuelo, rufete, juan garcía, prieto picudo, mencía, caíño, brancellao, merenzao, hondarribi beltza... por no hablar de las variedades insulares ni todas las uvas foráneas que tan bien se han adaptado al terruño peninsular, como pinot noir, cabernet sauvignon o merlot. 

El vino español continúa siendo un gran escaparate para encontrar tintos de calidad a precios muy convenientes.

Un vino tinto bueno para cada ocasión

Toda esta amplia diversidad varietal, sumada a la contrastada riqueza de diferentes terruños que aporta la multitud de variadas comarcas vinícolas, permite al aficionado a esta bebida disponer de una oferta de vinos sin parangón, en la que puede encontrar una referencia prácticamente para cada ocasión y según el presupuesto deseado.    

 

En 15 Bodegas tan solo la oferta de vinos tintos supera las 70 referencias, lo cual habla por sí solo de la especialización de las bodegas españolas en esta tipología.

 

El espectro de precios en esta web es tan variado que abarca desde el vino joven Veranza Tinto 2019, monovarietal de cabernet sauvignon de la Tierra de Castilla que apenas supera los 3 euros, hasta Viña Pomal Alto de la Caseta 2015 y Scala Dei Masdeu 2013, dos cuvées excepcionales de producción muy limitada, procedentes de bodegas solariegas de las D.O.Ca. Rioja y D.O.Q. Priorat, que se sitúan en lo más alto de la gama con un PVP por botella de 85 euros. El primero es 100% tempranillo, seleccionado de las mejores parcelas de Bodegas Bilbaínas; el segundo, garnacha de viñedo único centenario que ya trabajaban los monjes cartujos del monasterio que da nombre a la Bodega Scala Dei.

 

Ahora bien, si lo que se busca es una excelente relación calidad-precio, y además se quiere contribuir a preservar el equilibrio medioambiental, el vino tinto indicado es Raimat Abadia Ecológico 2018, versión eco del vino emblemático de la bodega más antigua de la D.O. Costers del Segre, 100% cabernet sauvignon, que en 2021 obtuvo una Medalla de Oro en los premios internacionales de los vinos ecológicos ECOVINO. ¿Su precio? 6,99 euros.

 

Clásico donde los haya, el vino Viña Pomal Reserva 2015 también es imbatible en su categoría con el precio que luce: 12,50 euros. Un "chollo" si se tiene en cuenta la dimensión de la marca y, sobre todo, que un Reserva riojano debe pasar 18 meses en barrica y dos años al menos en botella antes de salir al mercado. Y no hay por qué bebérselo en cuanto entra en casa: es un vino –premiado en el último Concurso Internacional de Bruselas de 2020 con Medalla de Plata– que se puede guardar durante muchos años más.

 

La amplia diversidad varietal y la multiplicidad de terruños permite encontrar vinos tintos buenos muy distintos, que se adaptan a los diferentes momentos de consumo y a todos los presupuestos, en 15 Bodegas puedes encontrar los mejores vinos calidad-precio para todos los gustos.

Vinos tintos para no discutir

Entre las novedades, no hay que perderse el vino procedente de los muros de la Abadia de Poblet (D.O. Conca de Barberà), Intramurs de Poblet Tinto 2018, que recupera la tradición de elaborar vinos en los monasterios del Císter. En este caso con tempranillo y syrah, con un leve paso por barrica, y a un precio muy asequible considerando también la excelencia del vino: 7,49 euros.  

 

En la D.O. Ribera del Duero, Legaris también aporta un best seller, el vino tinto Legaris Roble 2019, que aúna el carácter frutal y vivaz del mejor tinto fino de la comarca con los toques de vainilla de la breve crianza, combinación que suele conformar a todo el mundo. Es, por tanto, el tinto ideal para una comida familiar o cualquier otro encuentro intergeneracional. No hay discusión posible. Por lo menos, en lo que refiere al vino. Y todo ello por un precio muy conveniente: 7,95 euros.

 

El vino tinto Bruberry 2019, en cambio, en su condición de garnacha tinta de expresión rabiosamente fragante, de una intensidad casi abrumadora, tiene un perfil más jovial que otra cosa. Es un vino de iniciación, que por su precio (8,59 euros) y carácter parece soñado para las nuevas generaciones. Conduce, además, a las alturas más frescas de la sierra de la D.O. Montsant.

 

Vinos tintos de Australia y Argentina

Y aunque hemos hablado de la gran calidad-precio que atesoran los vinos españoles, hete aquí tres ejemplos de vinos australianos que también vienen bien para comprobar que los tintos del Nuevo Mundo no les van a la zaga: Yellow Tail Merlot 2019, Yellow Tail Cabernet Sauvignon 2019 y Yellow Tail Shiraz 2019 son vinos llenos de vivacidad, tipicidad variedad y frescura, con un PVP muy competitivo: 6,99 euros. ¡Cuidado con los australianos!

 

Por su parte, Argentina hace gala de su buen hacer –sin pasarse con el precio– luciendo su uva emblemática en el vino Séptima Malbec 2019, tinto suculento, equilibrado y muy representativo del buen trabajo que está realizando en Mendoza la bodega Séptima. 

 

 

 

 

 

¿Cuál vas a probar primero?