pixel

Can Matons Santa Maria de Martorelles es un vino blanco (pansa blanca) con aromas sutiles y maduros de fruta blanca, flores y frutos secos con un fondo de tostados. Es un vino delicado, pero con mucho potencial de guarda. Nace de los viñedos de Santa Maria, de más de 60 años, que se trabajan de forma ecológica. La uva se prensa entera y la fermentación es muy lenta, a temperatura controlada y en barricas de roble de distintos formatos, adaptando la producción de cada parcela.

Xevi Carbonell
Enólogo de Can Matons
Vista

De color amarillo con reflejos verdosos.

Nariz

Su aroma es franco, con aromas sutiles y maduros de fruta blanca, flores y frutos secos con un fondo de tostados.

Boca

Destaca un punto salino, reflejo del suelo de sauló.

Variedades y análisis

Contiene sulfitos

12.5%

Volumen de alcohol (%)

D.O. Alella

Denominación de Origen

Pansa Blanca

Varietal/Cupaje

Vino blanco

Tipo de producto

La Bodega

La bodega toma por nombre el de la masía histórica (siglo XVIII) que se erige entre sus viñas de Santa María de Martorelles (Vallès Oriental). El denominador común de los vinos es la variedad autóctona de la zona (pansa blanca) y la singularidad de las viñas, todas ellas históricas y, en algunos casos, plantadas antes de la filoxera. Otro denominador común es el cuidado de la cepa para que el vino sea la expresión más honesta del terroir donde ha nacido.

Elaboración - Vinificación

Fermentación muy lenta en temperatura controlada en barricas de roble de diferentes formatos.

Prensado de la uva entera. Fermentación muy lenta en temperatura controlada en barricas de roble de diferentes formatos, adaptando la producción de cada parcela.

Viñedo - Viticultura

Se trabajan los viñedos de forma ecológica y las prácticas realizadas intentan conservar el legado adquirido.

Los viñedos de Santa Maria se caracterizan por un suelo de textura arenosa muy fina llamado sauló de origen de la descomposición del granito. Es un suelo pobre en nutrientes, con poca retención de agua y pH moderado. Los viñedos están situados en las faldas de la Cordillera de la Marina, con una orografía suave. Los viñedos tienen una edad de más de 60 años. Se trabajan los viñedos de forma ecológica y las prácticas realizadas intentan conservar el legado adquirido.

También podrían interesarte